La concentración de masa fue captada gracias a la labor del proyecto Event Horizon Telescopio (EHT) y un total de 300 investigadores.

300 investigadores de varias partes del mundo en conjunto con el proyecto Event Horizon Telescope (ETH), lograron capturar por primera vez imágenes de un agujero negro supermasivo que se sitúa en la mitad de la Vía Láctea, donde también se encuentra sincronizado el Sistema Solar y el planeta Tierra.

Crédito: Rayos X: NASA/CXC/SAO; IR: NASA/HST/STScI. Recuadro: Radio (Colaboración EHT))

Cabe resaltar que, la importancia del acontecimiento radica en las predicciones de la teoría de la relatividad general elaborada por Albert Einstein hace un siglo.

La densidad del agujero negro concentra una masa general cuya equivalencia es de cuatro millones de estrellas y, además, se encuentra a unos 26.000 años de nuestro propio planeta.

“El Telescopio del Horizonte de Eventos ha captado otra imagen notable, esta vez del agujero negro gigante en el centro de nuestra propia galaxia. Observar de forma más exhaustiva este agujero negro nos ayudará a aprender más sobre sus efectos cósmicos en su entorno, y ejemplifica la colaboración internacional que nos conducirá al futuro y nos revelará descubrimientos que nunca podríamos haber imaginado”, indicó Bill Nelson, administrador de la NASA.

El agujero negro fue nombrado como “Sagitario A”, en honor al astrónomo Robert Brown, quien descubrió una fuente de luz masiva en esa constelación en 1974.

Por: Jesús David Beleño