Piedecuestanos piden a las autoridades incrementar los operativos de seguridad, ante los hechos de violencia que se han registrado en las últimas semanas. 

El pasado 15 de noviembre, en el sector conocido como Barro Blanco del municipio metropolitano de Piedecuesta, se registró un hecho lamentable, que desafortunadamente acabo con la vida de dos menores de edad, pues uno está muerto y el otro está preso, sin embargo, el caso sigue siendo materia de investigación, por lo que Magnolia Mateus, madre de la víctima mortal, hoy solo pide conocer la verdad de los hechos.

Sin importar las circunstancias, solo una madre sabe el dolor que se siente el perder a un hijo, así lo expresa esta mujer, quién desearía poder darle un último adiós.

Hechos, como estos, diariamente se registran en Colombia, por supuesto Piedecuesta no ha estado exenta a esta ola de violencia que ha aumentado en épocas de pandemia, como lo indican las autoridades.

Se espera que las autoridades civiles y militares adopten mecanismos de seguridad, para brindar a los ciudadanos tranquilidad en sus actividades cotidianas.

Periodista: Martha Rincón