La Veeduría Ciudadana Activa Santandereana fue el ente encargado de denunciar la presunta contaminación del río Suratá, afluente que abastece de agua a la población bumanguesa.

Imagen de referencia de acueducto.

El Acueducto Metropolitano de Bucaramanga estuvo monitoreando el agua con la que se abastece la ciudad, y en medio del estudio se encontró una alta cantidad de mercurio en uno de los ríos. Sin embargo, la gerencia aseguró que a los hogares de los bumangueses no ha llegado ni una sola gota de este líquido contaminado.

“La causa no la tenemos identificada a la fecha, nosotros hacemos unos muestreos a diario, cada dos horas, y encontramos hasta el 23 de febrero concentración atípica de mercurio”, así lo aseguró Hernán Clavijo, gerente de Acueducto de Bucaramanga, a un medio nacional.

También la veeduría detalló en una carta, que ya fue informada la situación a la autoridad ambiental, CDMB. A su vez, se le envió a la alcaldesa de California, Genny Gamboa, un documento donde se le expone en conocimiento la situación con base en un estudio del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga.

“Alertó que existe una grave contaminación en la quebrada La Baja y río Suratá de California, tras tomar muestras de agua en las fuentes hídricas que abastecen la planta de Bosconia, evidenciando un incremento inusual en la concentración de mercurio en fuentes abastecedoras del sistema con el cual se surte el municipio de Bucaramanga y su área metropolitana”, evidenció el documento de la CDMB, según la veeduría.

Las autoridades ambientales realizaron un llamado a la tranquilidad de la población, ya que explican que no hay riesgo de que el agua esté llegando contaminada a los hogares. Por el momento, continúa la investigación sobre el hecho.

Por Silvia León Sisa.