El cese de hostilidades comenzará a partir de las 0:00 del 25 de mayo hasta las 23:29 horas del 3 de junio.

A través de un comunicado, el ELN anunció que, con motivo de las elecciones presidenciales que se avecinan (29 de mayo), hará un cese al fuego a nivel nacional.

Siguiendo su tradición de no interferir en procesos electorales, la organización que comanda Antonio García señaló que mediante esta nueva tregua quiere “crear un nuevo momento político” antes de conocer al vencedor de las votaciones.

Si bien señaló que el alto al fuego “cubre a las Fuerzas Militares y de Policía del Gobierno”, advirtió que se reserva “el derecho” de defenderse en caso de ataque.

Asimismo, en la comunicación la guerrilla habló de su disposición a nuevas negociaciones y dijo que un proceso de paz con el ELN “es la mejor oportunidad” de abordar asuntos como la corrupción, el asesinato de líderes sociales y el narcotráfico.