Por medio de un comunicado, el zoológico de Atlanta confirmó que su tropa de gorilas de las tierras bajas occidentales dio positivos para el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Los cuidadores de la tropa de gorilas, del zoológico de Atlanta, percibieron que los ejemplares estaban presentando síntomas como tos, secreción nasal, y cambios en el apetito, por tanto, el equipo veterinario y de cuidado de animales procedieron a la realización de pruebas para detectar el virus del Covid-19.

Las pruebas fueron realizadas por medio de muestras fecales e hisopados nasales y orales, que se enviaron al Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de Atenas en la Universidad de Georgia, donde presuntamente dieron positivo. Para confirmar estos resultados, se volvieron a realizar otras pruebas que ahora fueron llevadas al Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios en Ames, Iowa.

El número exacto de los gorilas contagiados no es totalmente confirmado, aunque se conoce que en el zoológico hay 20 ejemplares que están divididos en cuatro tropas, a pesar de esto, durante los siguientes días las pruebas serán realizadas en todos los gorilas independientemente de si presentan síntomas.

“Si bien no se puede saber con certeza cómo los gorilas adquirieron el virus, los equipos veterinarios y de cuidado de animales creen que las infecciones se originaron con un miembro del equipo de cuidado con COVID positivo. El miembro del equipo estaba completamente vacunado, llevaba equipo de protección personal (EPP) y estaba asintomático el día de su presentación al trabajo”, expuso el zoológico de Atlanta.

A pesar de que se tiene esta posible conclusión respecto al contagio de los gorilas, para las personas del zoológico no es seguro, ya que las medidas de bioseguridad en esta zona son extremas y los cuidadores no llegaban a compartir el mismo espacio que el animal.

Por el momento, los ejemplares están siendo monitorizados y tratados con anticuerpos monoclonales, para disminuir el riesgo de desarrollar complicaciones de la enfermedad.

“Los equipos están monitoreando muy de cerca a los gorilas afectados y esperan que se recuperen por completo. Están recibiendo la mejor atención posible y estamos preparados para brindar atención de apoyo adicional si fuera necesario”, dijo Sam Rivera, DVM, director senior de salud animal.

Teniendo en cuenta varios estudios, se conoce que la posibilidad de que un humano contagie a un animal sí es posible, mientras que de un animal a un humano aún no se confirma, por ende, los gorilas no son una amenaza para los visitantes, ya que de igual manera la distancia entre las áreas de las personas y los hábitats de los animales es lejana.

El zoológico de Atlanta fue autorizado para vacunar a sus orangutanes de Borneo y Sumatra, tigres de Sumatra, leones africanos y leopardo nublado, con el biológico Zoetis, que ha sido utilizado en animales de otros zoológicos de América del Norte.

Por Michelle Suárez.