Golpe a los rastrojos y los pelusos en Cúcuta