El escenario sirve de refugio para miles de civiles damnificados por los ataques.

Las autoridades regionales afirman que, la mayoría de los civiles que se encontraban albergados en el sitio sobrevivieron y la infraestructura del teatro contuvo gran parte de las aparentes bombas que fueron lanzadas hacia la población.

“No sabemos todavía si hay personas heridas o muertas. Pero parece que la mayoría han sobrevivido y están bien”, señaló Dmytro Gurin, parlamentario de Mariúpol.

Por su parte, el ministro de relaciones exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, también se pronunció mediante su cuenta de Twitter. “Ha habido un masivo ataque ruso sobre el teatro donde se escondían cientos de inocentes civiles”.

El Ministerio de Defensa ruso, niega todo tipo de ataque direccionado al teatro donde se encontraban los civiles.
“Según la información fidedigna disponible, los combatientes del batallón nacionalista Azov han llevado a cabo una nueva provocación sangrienta, volando el edificio del teatro que habían cableado”, informó el Ministerio.

El ataque al teatro de Mariúpol se suma a la lista de acciones bélicas por parte de la asonada rusa, que empezó a desplegarse por territorios ucranianos desde el pasado 3 de marzo.

Por: Jesús David Beleño