La iniciativa de la Secretaría de Planeación departamental busca articular esfuerzos con las administraciones locales para titular bajo escritura pública los predios de la población rural del Departamento.

Luego del encuentro realizado entre la Superintendencia de Protección, Restitución y Formalización de Tierras, y representantes de las secretarías de Vivienda y Planeación del Gobierno Siempre Santander, se esperan adelantar convenios con cada una de las alcaldías del departamento, para lograr legalizar los predios rurales que aún no cuentan con título.

“Lo que quisimos hacer fue un trabajo mancomunado que ayude a titularizar los predios que aún no han podido legalizarse bajo un título de propiedad, o una escritura pública. Esto sería importante para cada una de las personas que por años han tenido su bien en posesión, pero no han logrado tener ese título tan anhelado”,comentó la secretaria de Planeación, Leilyn Jazmín Gómez Ordoñez.

Este programa se ha venido adelantando desde hace algunos años, y hasta la fecha se han entregado más de 5.000 títulos. La idea principal es socializar el Decreto 578 de 2018, que permite legalizar predios que no estén formalizados, para que sus propietarios puedan pasar a tener todos los beneficios que genera una titulación con la propiedad.

“Sabemos que en Colombia la única forma que garantiza la propiedad, es el registro, y es lo que desde la Superintendencia de Notariado y Registro estamos promoviendo con el saneamiento y la formalización de predios tanto rurales, como urbanos”, argumentó la superintendente delegada, Karina Isabel Cabrera Donado.

Además, por petición del gobierno departamental, se estudia la posibilidad de realizar jornadas de implementación con la unidad móvil de la Superintendencia, de modo que llegando hasta las zonas rurales, sea posible darle a conocer a la ciudadanía información sobre todos los trámites que pueden realizar, poniendo a su disposición la tecnología que se necesita para hacer las diligencias pertinentes, para que así puedan iniciar su proceso de formalización y titulación de predios.

Por Fabián Morales Gómez