Fueron analizadas las recientes afectaciones por el paso de la lluvia en los diferentes municipios de Norte de Santander, mediante un Consejo Extraordinario de Gestión del Riesgo de Desastres.

Imágenes de Gobernorte.

Deslizamientos, remoción en masa, entre otras situaciones serán planeadas y dirigidas por el gobernador Silvano Serrano, junto a las autoridades de la Fuerza Pública, Corponor, el Instituto Departamental de Salud, Cruz Roja Colombiana, Bomberos, Defensa Civil, y representantes de la Unidad de Gestión del Riesgo.

Junto a las autoridades y alcaldes de los municipios más afectados por la presente ola invernal, la Gobernación de Norte de Santander decretó la Calamidad Pública en el departamento. Cerca de 10 mil personas de 4.500 familias afectadas en los 40 municipios es el balance de la situación.

“Hemos activado nuestros sistemas de alerta temprana e invitamos a toda la ciudadanía a estar alerta y a que se integren al Sistema de Generación del Riesgo para que esas alarmas comunitarias permitan dar información rápida y oportuna a los organismos de socorro y a las Alcaldías”, expresó el mandatario de la región Serrano.

Por el momento, las autoridades continuarán haciéndole frente a esta situación, con el fin de trabajar por el beneficio de todos.

Por Silvia León Sisa.