Empresas vinculadas a la gastronomía, bares, comidas rápidas, domicilios y vestuarios, entre otras, se verían afectadas.

Los reportes de los bares y restaurantes durante la época de los Mundiales de Brasil y Rusia indican que hubo un aumento en sus ingresos entre un 30% y un 40%, en comparación con iguales períodos de los años inmediatamente anteriores.

Según el Gremio de los Comerciantes ante la posibilidad de que Colombia no asista a la próxima versión del Campeonato Mundial de Fútbol en Qatar, muchos son los sectores que se verían afectados, como bares y restaurantes.

También el mercado de los televisores, que históricamente tiene un alza significativa antes del inicio del certamen futbolístico; así como agencias de viajes, el sector de bebidas y diferentes marcas patrocinadoras, entre otros.

No obstante, también se vería afectada la FIFA y el mismo país sede, ya que los colombianos son grandes animadores de los mundiales en los que ha participado la selección nacional. En Rusia, por ejemplo, Colombia fue cuarta en compra de boletas con 64.231 entradas.