Desde los 12 años inició su proyecto “Plant for the planet” (Planta por el planeta) con el que ha logrado llevar un mensaje de responsabilidad ambiental en niños, jóvenes y adultos de todo el mundo.

Desde los 9 años de edad, Felix Finkbeiner le comentó a sus padres que él quería salvar el mundo, y no fue sino hasta los 12 años que inició con su plan para sembrar millones de árboles, con el fin de ayudar al planeta y generar un freno en el cambio climático.

El joven se presentó ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para dar a conocer su proyecto, este en la actualidad cuenta con más de 100 mil jóvenes, quienes aseguran que ya sembraron sus primeros árboles, tan solo en Alemania.

Actualmente Felix tiene 20 años, y espera continuar con su labor de enviar su mensaje de cuidado con el planeta, para que así más personas se unan a él y empiecen por plantar arbustos o flores. Según él, “los niños podrían plantar millones de árboles en todos los países de la tierra y así se compensa el CO2 que tanto contamina”.

Por Silvia León Sisa.