Fé y optimismo para preservar fuentes hídricas