Con este equipamiento, la Fundación Cardiovascular de Colombia completa 24 UCIs EMO.

Se tratan de unidades que cuentan con un pulmón artificial que ayuda al paciente a oxigenar su sangre.

Esta tecnología viene usándose en la FCV desde hace algunos años. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia, se utiliza para pacientes críticos con Covid-19 que no responden a la ventilación mecánica común y no alcanzan los niveles saludables de oxígeno en su sangre.

Esta acción espera solventar la situación de alerta roja en el área metropolitana de Bucaramanga por la alta ocupación de UCIs.

Por Fabián Morales Gómez