La Dirección de Restitución de Tierras del Magdalena Medio realizó tres nuevas entregas a familias beneficiadas con lo que se completan 22 en lo corrido del año.

Una madre cabeza de hogar y sus hijos, quienes fueron desplazados en 1997 en Sabana de Torres, Santander; una familia de cinco miembros quienes abandonaron su finca en el año 1995 por amenazas recibidas por cuenta de un grupo paramilitar en San Alberto, Cesar; y una familia de San Vicente de Chucurí, que fue obligada en el año 2004 a vender su predio por un precio inferior, fueron las tres familias a quienes se les hizo entrega material de sus predios.

Estas familias salieron desplazadas en la década de los noventa por la violencia generada por paramilitares y el ELN. 

Tras la estabilización de los territorios e iniciar el proceso de restitución de tierras, el juez especializado hizo efectiva la orden de entrega material y jurídica de los predios a estas familias que lograron demostrar su calidad como víctimas. Hoy pueden regresar con insumos y recursos para que inicien proyectos productivos que les devuelva su bienestar.   

La directora encargada de la Territorial, Adriana Trujillo, explicó que “hemos venido cumpliendo con las sentencias de restitución de tierras y para ello nos hemos articulado con la Fuerza Pública y órganos de control, ya son 22 familias que en lo corrido de este año ya gozan de sus predios y ahora los vamos a acompañar en sus proyectos productivos para una restitución sostenible”.

Por Óscar Gerardo Hernández