Durante la pandemia un estudiante de la UIS junto a dos profesores, se pusieron el reto de crear un nuevo prototipo de exoesqueleto robótico para ayudar en la rehabilitación de manos.

Luis Fernando niños Celis, estudiantes de ingeniería electrónica en la Universidad Industrial de Santander, creó un prototipo exoesqueleto robótico con el fin de ayudar a las personas en su rehabilitación de manos, este dispositivo tiene un peso de 450 gramos y va articulado totalmente al brazo del paciente dándole comodidad.

Durante este proyecto de grado el estudiante contó con la dirección del profesor Jorge Eduardo Quintero Muños, y con la codirección de Jaime Guillermo Barrero Pérez, quienes a pesar de no poder estar presencialmente, desarrollaron el proyecto durante la pandemia, logrando muy buenos resultados en el prototipo.

“En todo el proyecto tuve la coordinación vía virtual, lo que eran asesorías y consultas, fue así. Soy miembro de dos semilleros, estoy por ahora con eso y ya próximo a graduarme como ingeniero electrónico para concentrarme en la búsqueda laboral”, dijo Niño Celis.

El dispositivo fue diseñado con una estructura exoesqueleto con 5 grados de libertad, 2 canales de EMG, un circuito encargado del control de los actuadores y la comunicación WiFi, y una aplicación móvil que permite controlar las variables del sistema, el modo de operación y visualizar las señales EMG registradas.

“En Colombia hay personas que sufren de accidentes cerebrovasculares o traumas craneoencefálicos que ocasionan la pérdida de movilidad de las manos. Las terapias de rehabilitación son muy manuales y demoradas, acá no se cuenta con la tecnología que hay en otros países. Lo que se quiso hacer con el proyecto es conseguir una terapia automatizada”, mencionó Quintero Muñoz, profesor de cátedra de la UIS.

Con este proyecto ellos esperan participar en una convocatoria de Colciencias de desarrollo tecnológicos, para con este premio desarrollar un modelo con mejores calidades, y así patentarlo y comercializarlo.

Por Michelle Suárez.