Varias regiones de Santander llevan sin registro de lluvias en su territorio, ​​desde el inicio del 2022, por lo que el racionamiento de agua se ha convertido en una medida necesaria de prevención.

Barichara, Los Santos y Málaga son algunos de los municipios que están afrontando un racionamiento de agua, debido a la temporada seca que azota varios sectores de Santander.

Los habitantes de estos lugares reciben el líquido a ciertas horas del día, ya que tampoco cuentan con un eficiente sistema de acueducto municipal. La falta de lluvia en estos sectores también ha generado este racionamiento.

Los habitantes afectados esperan la ayuda de la autoridad pertinente para abastecer las necesidades de primera mano y en sitios como colegios o asilos.

Por Silvia León Sisa.