Desde pequeña Esther ha debido enfrentarse a la vida, sin sentirse menos por su discapacidad visual. Gracias a su creatividad, el arte se ha vuelto su forma de sustento. 

La artesana cucuteña se ha retado a sí misma para salir adelante con su emprendimiento creativo. A pesar de su discapacidad visual, Esther ha sabido diseñar artesanía que se exponen en diferentes espacios comerciales. 

“El punto de vista artesanal lo tengo desde niña, porque inicialmente se hace como actividad para desenvolverse, a pesar de la discapacidad. Y ya después como proceso de artesana, inicié hace diez años”, manifestó Esther Gómez, artesana invidente. 

Gómez también cumple su ven artística interpretando al personaje “Juana Torybiia”, una mujer que nació en la soledad de la pandemia para hacer reír a los demás. 

“Toribya nace en pandemia con el deseo de brindar un homenaje a los campesinos y rescatar todo aquello bonito que ellos nos brindan y la importancia que tienen”, indica la mujer con visión del alma. 

Esther continuará exponiendo su arte en diferentes plataformas y centros comerciales que le permitan vender sus productos. 

Por Silvia León Sisa.