La NASA enviará dos misiones a Venus entre 2028 y 2030 para investigar el planeta luego de más de 30 años sin tener nuevas noticias de él.

Para quienes desconocen a Venus, en cuanto a los estudios calóricos y sus características en el sistema solar, es el segundo planeta después de Mercurio y el más caliente con una temperatura superficial de 500° C.

Las nuevas misiones han recibido una financiación de 500 millones de dólares y tendrán como nombres: Davinci + y Veritas.

La primera de ellas, tendrá dos objetivos, medir la atmósfera del planeta para obtener información sobre cómo se formó y evolucionó, y determinar si Venus alguna vez tuvo algún océano.

La segunda, Veritas, partirá del mapeo geológico para investigar porque se desarrolló de manera tan diferente a la Tierra.

“Es asombroso lo poco que sabemos sobre Venus, pero los resultados combinados en cuanto a las nubes, el suelo y sus volcanes nos harán avanzar demasiado”, aseguró Tom Wagner de División de Ciencias Planetarias de la NASA.