El guardameta del Paris Saint Germain acondicionó su vivienda para los afectados de la confrontación geopolítica.

El diario local LeParisien, afirmó que Navas tomó la decisión de recibir a un total de 30 refugiados en su casa ubicada en Paris, Francia.

Comida, ropa y hasta una sala de cine, fueron los dotes que se establecieron en el hogar del portero “tico”, mientras la situación entre los dos países diluye.

Cabe resaltar que, el guardameta del club parisino asistió durante los primeros días de marzo a una asociación evangelista ubicada en Barcelona, España.

La comunidad religiosa focalizó la idea de contribuir de manera solidaria para con los afectados de la invasión rusa, lo que sería el impulso directo para que el centroamericano tomase tan notable decisión.

Por: Jesús David Beleño