Con un total de 10 alarmas cuenta el sector del municipio, tras la instalación de cinco nuevas en el día de ayer.

Tras la ola de inseguridad que se vive en el municipio de Villa del Rosario en Norte de Santander, la comunidad del barrio Santander parte baja, ha implementado sistemas de alarmas comunitarias como medida de prevención ante los actos delictivos que ocurren en su sector.

El sistema de alarma, que funciona a través de una aplicación desde el celular, logrando activar el sonido que alerta a los vecinos que algo está ocurriendo, les ha permitido reducir considerablemente los hurtos y la inseguridad en general en su sector.

“Nos ha dado resultado, es una alarma efectiva… en Santander parte baja, gracias a Dios estamos bien, pero los robos en Santander parta alta han aumentado”, aseguró Álvaro Blanco, habitante del sector.

La comunidad asegura que ellos mismos se han encargado de comprar las alarmas haciendo rifas, bingos y aportando un poco de su propio bolsillo, y pidiendo colaboración a terceros. Además, hicieron un llamado a todos los líderes de los diferentes barrios del municipio para que sumen a esta estrategia que busca garantizar la seguridad de sus habitantes.