Además de cítricos, café, cacao y algunas frutas tropicales, Santander se destaca por ser una despensa agrícola que ha incursionado en nuevos cultivos.

Los pequeños, medianos y grandes productores de la región santandereana han optado por realizar cultivos orgánicos en los últimos años. Además de esto, en el departamento muchos campesinos se dedican a sembrar plantas no convencionales pero que han dejado un resultado exitoso debido a las propiedades de las mismas.

Un ejemplo de ello es el cultivo de la maca, un tubérculo originario de Perú, el cual se siembra en el Páramo de Berlín y es aprovechable casi en un 100%, pues a ella se le extrae la fruta, las ramas son las que desechan y luego es llevada al proceso de molienda, esto con el fin de preservar sus componentes y con la meta de llegar a una masiva exportación con el producto.

La maca hoy en día ha obtenido un gran reconocimiento por parte de la comunidad, quienes adquieren y consumen el producto se benefician por su aporte de vitaminas, proteínas, fibra y potasio. Se ha comprobado que aumenta el libido sexual en hombres y mujeres. Otro de los cultivos novedosos en Santander es el sacha Inchi, una semilla en forma de estrella que se puede consumir como nuez o como aceite, después de un determinado proceso de transformación. Esta planta es utilizada para tratar problemas como artritis, reumatismo y osteoporosis, pues se le atribuyen propiedades antiinflamatorias.

El sacha inchi es cultivado en municipios como Lebrija, el Playón y Puerto Santander.

La arazá también es una fruta cuyo cultivo es relativamente nuevo en Colombia y sus plantas se encuentran generalmente en municipios como San Gil o Suratá. Esta fruta se da por medio de un arbusto que da cosecha alrededor de dos años y brinda al cuerpo humano, un importante valor nutricional, por su contenido de proteínas, carbohidratos, grasas, fibra y fósforo.

Esta fruta se utiliza en la preparación de jugos, mermeladas y helados, pero la mejor manera de conservar sus propiedades en el tiempo es por medio de la pulpa congelada, razón por la cual su comercialización se da de esta manera, en la mayoría de los casos.

Santander es conocida como una de las regiones más productivas del país en cuanto a agronomía, por ello es importante destacar la incursión de los productores en estas nuevas plantas, pues le brinda no solo al departamento si no también al país, una oportunidad de crecimiento laboral a muchas familias.

Por: Natalia Parra Rodríguez