En Puerto Santander realizan cacerolazo por “pico y cédula”

Comunidad dice estar aguantando hambre ante las medidas adoptadas por la Administración Municipal.

Más de 150 personas de barrios como el Carmen en el municipio de Puerto Santander, no acataron la medida de aislamiento preventivo obligatorio para hacer sentir su voz de protesta ante el decreto 024 del 2020, que activa la medida de pico y cédula restringiendo aún más la movilidad.

La comunidad hizo sonar cacerolas, ollas y hasta hojas de zinc pidieron al Gobierno Municipal kits alimentarios para sobrellevar la cuarentena.

El decreto, restringe la circulación de motocicletas para evitar la aglomeración de personas, y dentro del pico cédula solo las personas autorizadas por su dígito podrán movilizarse desde las 06:00 am hasta las 12:00 del mediodía.

Aunque la alcaldía de ese municipio que limita con Boca de Grita, Estado Táchira, ha entregado kits alimentarios, la necesidad es tan grande que no alcanza para toda la población que oscila entre los estratos 1 y 2, que viven del día a día en el comercio fronterizo.