El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, dio a conocer la infraestructura terminada, con el fin de que los ciudadanos de Puente Nacional tengan una obra estratégica a su favor.

Cumpliendo con su proyecto de construir sobre lo construido, la Gobernación de Santander le cumplió a los habitantes de Puente Nacional con la entrega del puente Blanco, ubicado sobre el río Cuchinero, una obra que beneficiará a más de 17 veredas de este mismo municipio.

Durante más de ocho años, los ciudadanos habían notificado a las autoridades que la estructura estaba a punto de colapsar. Es por eso que con esta nueva intervención, el acceso peatonal quedó habilitado para soportar el mayor flujo de personas, en medio de la reactivación económica que se espera en el lugar.

“Nos sentimos muy complacidos por recuperar y entregar estas obras. Aquí hay que generar ese camino de progreso, de reactivación, y pensar en Puente Nacional”, expresó Aguilar Hurtado.

Cerca de 1.800 millones de pesos fueron invertidos para esta obra. A su vez, el mandatario departamental también entregó 500 metros lineales de pavimento rígido en la carrera principal, donde se incluyó la instalación y adecuación de la red de alcantarillado sanitario y de aguas residuales.

Por Silvia León Sisa.