En el municipio de Mogotes, se realizó un sentido homenaje a los policías caídos, en la toma de la guerrilla, ocurrida en el año de 1997.

El 12 de diciembre del año 1997, será un día que los mogotanos nunca borrarán de su memoria, en esa fecha navideña, el pueblo de la Provincia de Guanentá fue tomado por guerrilleros pertenecientes al Ejército de Liberación Nacional ELN, en esa oportunidad varias fueron las victimas dentro de ellas los agentes de la Policía Nacional Luis Manuel Leal, Álvaro Bautista Correa y Luis Alfonso Torres, la viuda y el hijo de este último, 23 años después fueron testigos del homenaje póstumo rendido por las autoridades.

En este homenaje encabezado por la Administración municipal de Mogotes, estuvieron presentes, el Coronel, Carlos Julio Cabrera Suárez, Comandante del Departamento de Policía de Santander, el Mayor, John Alexander Sánchez Jaimes, Comandante del Primer Distrito de Policía, autoridades locales, familiares de las víctimas y comunidad en general.

La familia del Cabo Segundo, Luis Alfonso Torres, única presente en este homenaje, resaltaron del oficial caído su amor por la institución policial.

23 años después de la cruel incursión guerrillera al municipio de Mogotes, que costó la vida de policías y civiles, el dolor por la pérdida de sus familiares no cicatriza, a pesar de ello, estas personas dicen haber aprendido a perdonar a sus verdugos.