Con la llegada de turistas a Islandia, sus habitantes decidieron darle una mano al medio ambiente. Llevan cientos de pinos sembrados en parques y zonas verdes. 

Islandia es conocido por ser uno de los lugares con mejores paisajes fríos para fotografías, sin embargo, la deforestación ha incrementado en el país, perjudicando el sector del turismo, la economía y el medio ambiente. 

Cerca de tres millones de árboles han sido plantados por los mismos habitantes de la isla, dejando atrás el pasado déspota que se conoce de la historia entre los vikingos y la naturaleza, quienes sobrevivían de la madera, en la antigüedad. 

Por ahora, el objetivo de las autoridades ambientales y las asociaciones a favor del ambiente esperan reforestar el país de un 2% al 12%, hasta el 2100. 

Por Silvia León Sisa.