Colombia tiene el privilegio de poseer dentro de su diversidad biológica uno de los paisajes más impactantes y el más grande de este tipo en el planeta, se trata del páramo de Sumapaz, ubicado en Bogotá.

Este es el único ecosistema en el mundo que es considerado como fábrica y reserva natural de agua, está característica le proporciona gran importancia como escenario natural.

Este complejo hídrico, situado en la cordillera Oriental comprende páramos como Cruz Verde, Las Ánimas, Las Mercedes, El Cedral, Andabobos, Clarín, El Cajón y Los Tambos de Colorado.

En total son 300 hectáreas las que hacen parte de las Reservas Naturales de la Sociedad Civil (RNSC), que se localizan en Cabrera, Bogotá, Chipaque y Choachí.

Más de 12.800 personas habitan el páramo de Sumapaz, la mayoría en las zonas rurales de Bogotá, Une, Pasca y San Bernardo.

Un dato curioso que vale la pena recordar es que el 56 % del ecosistema está dentro de la capital del país, 90.874 hectáreas en las localidades de Sumapaz, Ciudad Bolívar y Usme.

Por Diana Merchán