Especialistas en rehabilitación atendieron el llamado de los habitantes de varias zonas rurales de Bucaramanga.

Blanca y Gilberto Díaz es la pareja campesina que por años estuvieron esperando una ayuda médica, debido a su lucha con los ataques de epilepsia de su hijo de tres años. Esta familia fue visitada por especialistas en rehabilitación, quienes llegaron a la vivienda, sin importar el clima o los largos trayectos.

Cuatro mujeres le brindan apoyo fisioterapéutico, ocupacional, psicopedagógico, servicio de enfermería y atención psicológica para el pequeño José Gregorio y sus acudientes.

Durante varias semanas, las trabajadoras de la salud hacen varias visitas, gracias a un convenio firmado con la Alcaldía de Bucaramanga.

“Llegamos a las veredas más lejanas con los procesos terapéuticos de habilitación y rehabilitación”, señaló Henry Murillo, coordinador de este programa, que en su silla de ruedas logró llegar a la vereda Santa Barbara.

Para recibir este beneficio y un mercado mensualmente, deben inscribirse al número 3187827721 y acercarse a la Alcaldía en donde podrán recibir apoyo.

Por Silvia León Sisa.