La Secretaría de Hacienda departamental lanzará una aplicación para que los consumidores puedan identificar si el producto es legal.

En la Plaza de Ferias de Sevilla, antigua plaza de toros de Cúcuta, se llevó a cabo la primera destrucción del año de miles de unidades de licores de contrabando y adulterado, mercancías incautadas en distintos operativos y controles de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) en Norte de Santander.

El procedimiento fue liderado por la Secretaría de Hacienda del departamento y contó con el apoyo la empresa de aseo Veolia, la cual se encargó de trasladar las botellas, latas, cajas y demás envases al relleno sanitario.

El secretario de hacienda de Norte de Santander, Óscar Gerardino, manifestó que las mercancías destruidas están avaluadas en más de 370 millones de pesos y que mantienen las visitas a tenderos, no solo del área metropolitana de Cúcuta, sino de las provincias de Ocaña y Pamplona, para llevarles el mensaje de la legalidad.

“Estamos sacando de circulación esos productos adulterados y vencidos, que afectan las rentas departamentales y la salud de los consumidores, así como los productos que ingresan por contrabando técnico, que son aquellos que vienen de otros departamentos y esa estampilla o ese impuesto no entra a las arcas de Norte de Santander, muchos de ellos proceden desde Cesar y Bucaramanga”, expresó.

Gerardino destacó que, entre las bebidas etílicas decomisadas, hay gran cantidad de cerveza nacional y extranjera; también ron, aguardiente y vinos, con estampillas falsas. Agregó que ya no hay contrabando de licores desde Venezuela, como ocurría hace años, pues ahora es la cerveza nacional la que es ilegalmente llevada al vecino país debido a su crisis económica.

El funcionario instó a los ciudadanos a adquirir este tipo producto en establecimientos reconocidos y a verificar su estampilla. Resaltó que en los próximos días lanzarán una aplicación móvil para que los consumidores puedan identificar si el producto es legal y saber de cuál empresa procede.

Leonardo Favio Oliveros Medina