Desde la segunda mitad de marzo y hasta el próximo mes de junio se prevé la primera temporada de lluvias del 2022 la cual se verá influenciada por el fenómeno de La Niña.

Durante las dos primeras semanas de marzo se ha ido registrando la transición entre la primera temporada de menos lluvias, que inició a finales de 2021.

Esta transición se extenderá hasta finales de marzo, y será en abril y mayo, como es habitual, que la primera temporada de lluvias esté completamente consolidada, lo que se verá representado en el aumento importante de precipitaciones en el país, especialmente en las regiones Andina y Pacífica.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, durante este mes se podrá notar un incremento en los caudales de los principales ríos de las regiones Andina, Orinoquía y Pacífica.

Por su parte, la Oficina de Gestión del Riesgo y Desastres, indico que es importante realizar el monitoreo a las laderas y montañas, para emitir alertas a tiempo, sobre todo en los departamentos donde se presenta un mayor registro de deslizamientos por lluvias como lo son Antioquía, Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Boyacá, Cundinamarca, Santander y Norte de Santander.

“Los Planes de Acción Especifica realizados los años anteriores, demuestran que el municipio cada vez está mejor preparado para recibir las lluvias, gracias a las obras de mitigación, reducción, limpieza de canales, estabilización de talud, recubrimiento de canales y ampliación en la sección hidráulica. Seguimos trabajando de la mano de la comunidad para reducir los riesgos en Cúcuta”, manifestó Huber Plaza Villamizar, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres.

De acuerdo con el IDEAM, el fenómeno de La Niña continuará posiblemente hasta el mes de junio en condiciones de intensidad débil.