En Bucaramanga siguen pensando en avanzar entre los ocho