La administración municipal avanza con este proyecto único en el país, donde se garantiza protección a niños migrantes, mujeres lactantes y gestantes.

Gracias al convenio entre la Administración Municipal y la organización internacional de atención a infancia y adolescencia ‘Aldeas Infantiles’, se apostará a la inclusión y protección de los derechos humanos, según lo confirma John Carlos Pabón, secretario de Desarrollo Social de Bucaramanga.

Cerca de $240 millones fueron invertidos en el proyecto, con los cuales se garantizó la seguridad alimentaria, protección y acompañamiento psicosocial a esta población vulnerable.

“A la fecha se atendieron más de 90 personas, entre niños y madres migrantes. “Ha sido muy bueno este apoyo ya que nos beneficiamos de actividades psicopedagógicas y alimentación”, señaló una de las madres lactantes beneficiadas.

La mayoría de estos beneficiados han sido identificados en estado de mendicidad, en operativos en los semáforos y en condición de calle, entre otros factores de vulnerabilidad.

Por Silvia León Sisa.