Civiles y militares ucranianos se protegen con implementos elaborados en Colombia.

Una empresa nacional fundada hace 30 años y ubicada a unos 14 kilómetros de Bogotá, es hoy, una de las principales importadoras para Ucrania, en medio del conflicto bélico.

Cascos, chalecos, ropa, escudos, pasamontañas, guantes, entre otras prendas antibalas, salen del territorio nacional, semanalmente, con destino a Ucrania, para que civiles y militares se protejan de la ofensiva rusa.

No obstante, alrededor de 700 personas trabajan a toda marcha para cumplir los crecientes pedidos desde Ucrania; según el fundador y director de la compañía, Miguel Caballero, pasaron de enviar unas 200 prendas blindadas al mes, a más de 2.400.

Cabe resaltar que, la empresa se fundó en medio del conflicto armado colombiano, que enfrenta a guerrillas, paramilitares, narcos y agentes estatales desde hace más de medio siglo.

“Aquí la guerra nos enseñó algo positivo: quedó conocimiento, experiencia, calidad”, indicó el director de la compañía.