El candidato Rodolfo Hernández podría convertirse en el quinto presidente de Colombia, siendo oriundo de Santander, situación que no ocurre desde 1878.

Santander, tierra de gente líder y berraca, solo ha tenido cuatro hombres santandereanos que han llegado a la Presidencia de Colombia, por encargo o elección, ya que en épocas anteriores habían excepciones de votación ciudadana para liderar a una nación.

El primer santandereano en llegar a la Casa de Nariño fue el general bumangués Custodio García Rovira, quien fue doctor en derecho y profesor humanista. Logró estar al mando de las Provincias Unidas de la Nueva Granada desde el 20 de noviembre de 1814 al 25 de marzo de 1815.

Imagen de Custodio García Rovira.

El segundo coterráneo en tomar posesión fue el abogado Crisanto Valenzuela Y Conde, quien nació en Gámbita, Santander, ejerció su poder solo por 24 días, entre el 25 de julio al 17 de agosto de 1815, en las Provincias Unidas de la Nueva Granada. Su liderazgo fue corto debido a que pertenecía al Triunvirato de las Provincias Unidas, en donde ya se estaba planeando la independencia de la nación contra España.

Imagen de Crisanto Valenzuela Y Conde.

El tercer mandatario fue Fernando Serrano Uribe, un militar natural de Matanza, Santander, que llegó a la presidencia el 16 de julio de 1816, en tiempos de la Campaña Libertadora. Para posicionarlo como mandatario, debió ser elegido por los líderes políticos del momento. Antes de llegar al poder, Serrano realizó sus estudios de derecho en la Universidad del Rosario de Bogotá, estudiando hasta la distinción de doctor. Tiempo más tarde regresó a Girón para administrar los negocios familiares e iniciar con su vida política.

Imagen de Fernando Serrano Uribe.

Finalmente, a la Presidencia llegó un líder oriundo de Barichara, Santander. Se trató de José Bonifacio Aquileo Elías Parra Gómez (Partido Liberal), un hombre que durante su mandato impulsó la educación pública y el mejoramiento de las vías de comunicación, entre 1876 hasta 1878.

En 1875, el movimiento de liberalismo se dividió en radicales e independientes, y en ese año de elecciones, Aquileo Parra (radical) se enfrentó contra Rafael Núñez (independiente), pero en esta contienda electoral no hubo ganador que contara con el número de votos requerido, por lo que de acuerdo con la constitución, la elección indirecta de Parra fue por decisión del Congreso de la República.

Imagen de Aquileo Parra.

Casi siete décadas después, otros tres santandereanos se postularon como candidatos a la Presidencia de Colombia. En 1946, el médico bumangués Gabriel Turbay (Partido Liberal), luchó hasta el final, pero no logró su posición frente al conservador Mariano Ospina Pérez, quedando Turbay en segundo lugar. La derrota lo destroza anímicamente, y muere en París de manera repentina.

“Hay otras figuras santandereanas que han aspirado a la Presidencia como Luis Carlos Galán Sarmiento (en 1982 y 1986), quien fue asesinado por el narcotráfico en 1989; fue un político bumangués y uno de los ministros más jóvenes del país” aseguró el docente universitario Javier Ferreira.

Video del docente universitario, Javier Ferreira.

Por su parte, el también santandereano Horacio Serpa fue quien estuvo más cerca de la Casa de Nariño, en las contiendas de 1998 y 2002, pero no lo logró tras diferentes derrotas en las urnas.

Ahora, el ingeniero piedecuestano, Rodolfo Hernández sigue en la carrera a la Presidencia, en una segunda vuelta. Deberá enfrentarse con las propuestas del cordobés Gustavo Petro, para conocer al nuevo mandatario nacional.

Por Silvia León Sisa.