El narcotráfico: motor de violencia en Norte de Santander

    Norte de Santander atraviesa por una grave situación de orden público, donde se han incrementado los ataques a la fuerza pública, además de los homicidios a excombatientes de las Farc y paramilitares.

    Desde las diferentes esferas de la región y analistas, ven que gran parte de esta situación está ligada al narcotráfico y a la falta de presencia del estado

    Los expertos catalogan la grave situación de orden público como una campaña de desestabilización.

    12 ataques a la fuerza pública y más de 170 homicidios en el Catatumbo, de los cuales 14 son excombatientes de las Farc, es el panorama que hoy se en esta región del país.

    El Coronel (R) Carlos Villadiego, experto en seguridad manifiesta que “El ELN se quiere hacer notar como la fuerza beligerante terrorista más importante que se tiene desde que las Farc dejaron de combatir de manera oficial”

    Ser el segundo departamento con el mayor pie de fuerza, no le ha garantizado detener el accionar violento.

    “Darle la posibilidad a nuestros campesinos de tener más oportunidades y que que haya más labor de inteligencia”: Senador Edgar Díaz

    Las economías ilícitas siguen siendo el principal insumo para que la violencia no cese.

    “El tema del narcotráfico, las rutas del narcotráfico, quién se queda con los dominios territoriales. Por supuesto a los grupos ilegales les sirve más la desestabilización y la no gobernanza” indicó Luis Fernando Niño, analista en Derechos Humanos.

    El anuncio de la renovación de la fumigación de cultivos ilícitos y las nuevas posibles inversiones que se den en la zona del Catatumbo, podrían agravar la situación de orden público que se está presentando en Norte de Santander