Por diez años trabajó como abogado especializado en derecho comercial, pero al ver que no obtenía los frutos deseados de su esfuerzo, decidió emprender hacia un nuevo país con una idea gastronómica basada en vender chorizos. 

Chimichurri, morcilla, salsa de la casa y hasta empanadas han sido los productos que han llevado a la cima del reconocimiento gastronómico francés al chef y abogado colombiano Juan David Castillo, un joven que optó por empezar de cero ya aún trabajando como profesional en su primera carrera. 

Luego de laborar por diez años como abogado, Castillo se atrevió a emprender un nuevo rumbo en su vida. Viajó a Argentina para estudiar gastronomía, según él con unos “ahorritos” que tenía guardados. 

En el 2016 se graduó como cocinero y trasladó sus conocimientos a París, Francia, lugar donde sus chorizos y variedad de alimentos lo ha registrado como uno de los emprendedores extranjeros más reconocidos en las redes sociales. 

Por el momento, son más de 40 mil seguidores en sus cuentas de Facebook e Instagram, donde usuarios de todas partes del mundo halagan su sazón y creatividad al trabajo del colombiano que no se cansa de deleitar el paladar de los franceses. 


Por Silvia León Sisa.