El estado debe intervenir ante recrudecimiento de violencia