La Universidad del Sur de California, Estados Unidos, realizó un estudio investigativo sobre el consumo pasivo de vapor de cigarrillos eléctricos y las posibles consecuencias en los más jóvenes.

De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad del Sur de California, la exposición al vapor de nicotina de segunda mano puede incrementar en un 40 % las probabilidades de presentar episodios de bronquitis y en un 53 % las de sufrir de falta de aliento.

Es por eso que los dispositivos electrónicos están en el ojo del huracán por las consecuencias de elevar el riesgo entre los jóvenes adultos de padecer episodios de sibilancia, una especie de silbido agudo producido al respirar.

2.097 personas participaron de un programa estatal de evaluación de la salud, con el propósito de determinar si existe una relación entre la exposición regular al vapor de nicotina de segunda mano y el padecimiento de síntomas respiratorios adversos. Según los científicos de la universidad estadounidense, los datos que se utilizaron fueron de los mismos participantes, quienes entre 2014 y 2019 contestaron anualmente la misma encuesta, permitiendo estudiar los efectos en los jóvenes desde los 17 hasta los 21 años.

Es así como los investigadores descubrieron que el porcentaje de personas expuestas a la inhalación de vapor de nicotina pasó del 11,7 %, registrado en 2014, al 15,6 % en 2019.

“La prevalencia de las sibilancias, de síntomas bronquíticos y de problemas para respirar varió del 12,3 % al 14,9 %, del 19,4 % al 26,0 % y del 16,5 % al 18,1 %, respectivamente”, detallaron los académicos en su más reciente estudio.

Este estudio es observacional y necesita ser replicado con distintas poblaciones y demografías para poder demostrar una causalidad, por lo que el grupo investigador continuará desarrollando más datos poblacionales.

El Dato: Según los resultados de este planteamiento académico, las personas que habían estado expuestas a vapor de nicotina de segunda mano tienen un 40 % más de probabilidades de manifestar síntomas de bronquitis y un 53 % más de sufrir de falta de aliento, en comparación con aquellos que no estuvieron expuestos a esta sustancia.

Por Silvia León Sisa.