La Oficina de Ingeniería Espacial de China confirmó que los restos del cohete Larga Marcha 5B cayeron en el agua cercana a las Islas Maldivas.

Imágenes del Cohete Long March 5B

La nave espacial china ‘Long March 5B’ encendió las alertas luego de conocer su estado fuera de control por parte de la agencia espacial. Más de 20 toneladas orbitaron sin orientación alguna, durante una semana.

Rápidamente funcionarios de la entidad espacial iniciaron las labores de búsqueda del lugar donde posiblemente caería el material de la nave que ya se encontraba en desintegración, sin que existiera peligro alguno.

De manera exitosa, en la madrugada de este domingo 9 de mayo, el Long March 5B se desintegró al entrar en contacto con la atmósfera terrestre y cayó a la altura del Océano Índico, cerca de las Islas Maldivas.

En redes sociales, decenas de usuarios capturaron diferentes momentos del paso de los restos del cohete chino.

Científicos estadounidenses criticaron que el programa espacial chino permitiera los hechos ocurridos con la nave y su reingreso incontrolado a la tierra.

Por Silvia León Sisa