Cerca de 32 personas murieron y otros 66 resultaron heridos tras el siniestro entre dos trenes, en Tahta, al sur de Egipto.

La trágica noticia fue confirmada por el Ministerio de Salud de Egipto, quienes informaron que más de 30 personas fallecieron en el lugar del accidente. Cerca de 40 ambulancias fueron solicitadas para el rescate y atención de los heridos.

La ministra de salud nacional, Hala Zayed, fue la primera en llegar al sitio, quien encabezó el grupo de rescatistas, con el fin de ayudar a otros heridos por el choque entre estos dos trenes.

Las víctimas más graves están siendo trasladadas a varios hospitales cercanos al Valle del Nilo y otras están siendo atendidas por la Células de Emergencias, dispuestas por las autoridades locales.

Por el momento, grupos de rescate y bomberos continúan llegando a la zona afectada por este accidente.

Por Silvia León Sisa