Por el momento, la contaminación del aire no estaría afectando a los ciudadanos del área metropolitana de Bucaramanga, según las autoridades ambientales.

Debido a los repetidos casos de incendios forestales en zonas rurales cercanas a Bucaramanga, el viento y la contaminación ya se percibe en la calidad del aire de la capital santandereana.

Las autoridades ambientales iniciarán con un monitoreo en diferentes sitios, para identificar los niveles de partículas peligrosas por los habitantes, activando un plan contra la contaminación atmosférica.

Según el último reporte emitido por la Red Metropolitana de Calidad de Aire determinó que “las partículas contaminantes del aire en Bucaramanga están dentro de los límites establecidos, donde no se afecta la salud”.

Las estaciones de monitoreo del aire ubicadas en la Ciudadela Real de Minas, el Colegio Normal Superior y el Instituto Caldas.

Por Silvia León Sisa.