Don Francisco lleva 35 años viviendo en Sisavita, ya conoce y ha hecho varios recorridos hacía las lagunas de este parque, que tiene la posibilidad de convertirse en un destino para los amantes de la naturaleza, “es una alegría muy inmensa subir a las lagunas, así que los invito”, señaló.

Las familias que conocen cada hectárea de este majestuoso parque y son conscientes de su cuidado, tienen la posibilidad de convertirse en guías y ofrecer eco turismo en Sisavita, como una alternativa económica.

“El turismo se vislumbra como una alternativa que genera ingresos adicionales a estas comunidades”, indicó Rafael Albarracín, especialista en Turismo, Ambiente y Territorio.

Desarrollar el eco turismo en esta región del departamento, no sólo genera una fuente de empleo, sino una sana alternativa que evita la tala de árboles y la explotación de recursos naturales.

Periodista: Natalia Parada