El magisterio envió una carta a la Registraduría, para hacer esta solicitud.

Este domingo, 26 de junio, los cucuteños serán nuevamente convocados a las urnas, esta vez para decidir si el alcalde Jairo Yáñez sigue o no en el cargo. Para este proceso, la Registraduría ha estado capacitando a los jurados de votación.

Quienes no están muy satisfechos con ser jurados en la revocatoria son los docentes, pues el magisterio de Cúcuta radicó un derecho de petición ante la Registraduría, en el que solicita que los educadores sean eximidos de esta función, considerando que están en receso escolar.

Hugo Cárdenas, fiscal de la Asociación Sindical de Institutores Nortesantandereanos (Asinort), señalo que se trata de “una solicitud muy justa”, porque los maestros ya han “colaborado con los demás eventos electorales”; además, el 26 de junio “ya estarán en período vacacional, por lo que provocaría un traspiés con los programas de descanso”.

“El maestro necesita descanso, principalmente porque en pospandemia han existido muchos problemas emocionales en los niños. Los docentes necesitan esas dos semanitas de descanso, si los nombran de jurados, pues se entorpece la posibilidad de viajar y descansar, que es fundamental en el trabajo académico”.

Cárdenas manifestó que la carta no ha sido respondida y que la petición busca ayudar a todos los profesores que ya tienen viajes programados fuera de Cúcuta y Norte de Santander, teniendo en cuenta que el calendario escolar de este año lo publicó el Ministerio de Educación a finales de octubre del año pasado.

El líder sindical resaltó que una tercera parte de los jurados convocados para las elecciones son docentes; por los que uno mil tendrían que acudir a la revocatoria contra el alcalde de Cúcuta.

Según José del Carmen Ortiz, delegado de la Registraduría en el departamento, la razón de los maestros no es una de las causales del código electoral para su sustitución, por lo que no podrán excluirlos; aunque el ente estudia los casos de aquellos docentes que de manera individual han pedido su desvinculación como jurados.

Leonardo Favio Oliveros Medina