Estados Unidos, Sudáfrica y la Unión Europea detuvieron la aplicación de la vacuna Johnson & Johnson, luego de ser advertidos de extraño efecto secundario.

Pese a que tan solo han sido, seis casos en más de 6,8 millones de personas vacunas, la multinacional Johnson & Johnson pidió detener la aplicación de su antídoto contra el Covid-19.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) confirmó la noticia y ‘por precaución’ pidió dar un alto y estudiar a fondo los seis casos.

Estos seis casos corresponden al género femenino, entre los 18 y 48 años, los síntomas aparecieron durante las dos semanas siguientes a la aplicación de la dosis.

Hasta el momento, una mujer ha fallecido por complicaciones de la coagulación sanguínea y otra se encuentra en estado crítico.