Alcaldía de Cúcuta junto a la Gobernación de Norte de Santander y autoridades garantes de los derechos humanos, se encuentran recibiendo a las familias desplazadas del corregimiento Banco de Arena.

Sobre las 8 de la noche, del día inmediatamente anterior, familias del sector Pacolandia, en el corregimiento Banco de Arena (zona rural de Cúcuta), fueron notificadas por hombres fuertemente armados, que debían salir, porque si no serían asesinadas.

Habitante del sector, señaló a una casa periodística de la región, que los delincuentes “fueron de casa en casa y dijeron que tenían 20 minutos para irse del lugar, porque no respondían por lo que les pudiera pasar”.

Analistas en seguridad, señalan que la zona es disputada por el ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), lo cual pone en jaque la tranquilidad y seguridad de quienes residen en este sector rural.

Lo que realmente preocupa y señalan los desplazados, en repetidas ocasiones, es que en el sector existe presencia del Ejército y la Policía Nacional, sin embargo, las autoridades no le hacen frente a la problemática.

Finalmente, en horas de la madrugada, Alcaldía de Cúcuta, Gobernación de Norte de Santander, Defensoría del Pueblo, Misión Humanitaria, Ejército y Policía Nacional, adelantaron un consejo extraordinario para atender de forma inmediata a las familias desplazadas y garantizar sus condiciones de seguridad.