Durante este fin de semana registraron diferentes infracciones por incumplir normas de convivencia, medidas sanitarias y reglas de tránsito en Norte de Santander.

Mediante algunos operativos de control por parte de la Policía en Norte de Santander, se logró la captura de 11 personas por diferentes delitos, 22 ciudadanos fueron sancionados por violación a las medidas sanitarias y se incautaron 31 armas blancas.

En el municipio de Ocaña, las autoridades efectuaron el cierre a siete establecimientos nocturnos, los cuales no cumplieron con las normas dictadas a causa de la pandemia.

Por su parte, la Seccional de Tránsito y Transporte aplicó 35 comparendos por infringir el código de tránsito, 15 conductores realizaron pruebas de alcoholemia y cinco vehículos fueron inmovilizados por incumplimiento a las normas viales. Cerca de 20.490 se movilizaron por el territorio nortesantandereano.

Por Silvia León Sisa