Derrumbes tienen incomunicados a Cimitarra y Landázuri