Denuncian malas condiciones para detenidos en la estación de policía del Norte de Bucaramanga

se cortaron las muñecas con las esposas en señal de protesta

Algunas de las personas que se encuentran detenidas en la estación de policía del Norte de Bucaramanga se cortaron las muñecas con las esposas en señal de protesta por las malas condiciones en las que se encuentran. Así lo denuncian sus familiares

Siete personas que resultaron lesionadas fueron llevadas al hospital del Norte para ser atendidas. Así lo afirmaron los familiares, que llegaron al lugar.

“Los muchachos del CAI de la virgen tomaron la decisión de hacer una huelga porque han llegado al punto de que no los dejan ir ni al baño. Los tienen amarrados, no les quitan las esposas”. Aseguró la novia de uno de los heridos.

“No les dan medicamentos ni para el dolor de cabeza y están esperando a que todos los presos del comando de la virgen se contagien del COVID”. Manifestó la hermana de otro interno.

En la visita reciente del viceministro de política criminal y justicia y el director del INPEC anunciaron medidas para dar solución al hacinamiento carcelario en Bucaramanga.

“Prontamente se van a habilitar 760 cupos en la cárcel Palogordo y se van a poder descongestionar las estaciones de policía y la cárcel Modelo de Bucaramanga” manifestó José David Cabanzo, secretario del interior.

La policía Metropolitana de Bucaramanga asegura que la atención de las personas que se encuentran allí le corresponde al INPEC. La personería sostendrá una reunión en la que buscan, junto a las autoridades encargadas, solucionar la situación de hacinamiento en la estación de policía del Norte.

Por: Elías Martínez