El alto índice de inseguridad, robos y la venta de estupefacientes, tiene cansados a los habitantes del barrio Carora en Cúcuta, por lo que decidieron instalar cámaras de seguridad, las cuales han sido saboteadas en los últimos días por parte de delincuentes.

 “Tenemos un flagelo en estos momentos, porque los frentes de seguridad que han sido creados por los habitantes del barrio Carora en donde se han instalado sistemas de alarma comunitarias están siendo saboteadas. Se están hurtando el cableado y las cámaras de estos frentes de seguridad que están distribuidas en las diferentes calles”, expresó Edward Contreras, presidente de la Junta de Acción Comunal de este barrio.

Según los residentes, en días pasados se presentó un incidente cuando se robaron el contador del gas, ocasionando que este se esparciera por todo el barrio y exponiendo a la comunidad a un peligro mayor.

Un comerciante dio a conocer que hace un par de años fue víctima de extorsionistas quienes primero comenzaron a amenazarlo a través de llamadas y posteriormente se presentaron en su casa. Gracias al apoyo de las cámaras de seguridad pudieron identificar y con la capturar de los delincuentes.