Trabajadores del Inpec exigen una investigación hacia quienes participaron de un supuesto “simulacro”, donde un guardia del sitio penitenciario pudo haber accionado su arma de dotación.

En polémica terminó una supuesta actividad pedagógica, en el que se pretendía poner a prueba la capacidad de reacción de los guardias de seguridad, ante una eventualidad dentro de la cárcel de Barrancabermeja.

Los hechos quedaron captados en cámara, donde se evidencia como un guarda del Inpec fue encañonado y sometido violentamente por encapuchados. El hombre estuvo a punto de desmayarse por el susto del que fue víctima.

Según Óscar Robayo, Defensor de los derechos humanos de la Unión de Trabajadores Penitenciarios, UTP, la actividad se salió de control. “Esto no fue un simulacro, fue un acto de irresponsabilidad de las directivas de la cárcel de Barrancabermeja. Solicitamos que se inicien las investigaciones disciplinarias por el chiste que pudo terminar en tragedia”, manifestó Robayo en sus redes sociales.

Esta insólita escena habría hecho parte del simulacro de seguridad ordenado por Lanny Arenilla de Jaimes, comandante de vigilancia del lugar, quien por medio de una carta explicó que se trató de una actividad para hacer reaccionar a los dragoneantes sobre la seguridad del penal.

Imagen de la carta de Lanny Arenilla.

Por su parte, el director de la cárcel de Barrancabermeja, Jorge Rincón, indicó que ya se abrió una investigación por la irregularidad de esta actividad. “En la actividad se dispuso la participación de funcionarios adscritos al establecimiento con previa difusión a desarrollar de la actividad. Ante la denuncia de posibles irregularidades en el procedimiento se adelantarán las respectivas investigación”, expresó Rincón en video a la opinión pública.

Video del Director de la cárcel de Barrancabermeja, Jorge Rincón,

Por el momento, el guardia de seguridad afectado no ha enviado ninguna declaración de lo ocurrido.

Por Silvia León Sisa.