Por los enfrentamientos de los grupos armados ilegales, se ven en riesgo 8.500 personas de El Tarra y a otras 3.500 de San Calixto.

La Defensoría del Pueblo anunció la alerta temprana 025 de 2021,  a causa del riesgo que corren los habitantes por los enfrentamientos entre los grupos armados ilegales en las zonas de San Calixto y El Tarra, Norte de Santander. 

“Se han identificado como actores armados que están en estos municipios a las facciones Disidentes de las antiguas FARC-EP, frente 33 Mariscal Sucre y las facciones Disidentes de las antiguas FARC-EP, frente 41 Cacique Upar, sin mando definido. También el Ejército de Liberación Nacional (ELN), frente de guerra nororiental y sus frentes Camilo Torres Restrepo, Carlos Armando Cacua Guerrero, Comandante Héctor, y las Compañías Comandante Diego, Héroes del Catatumbo, y el Ejército Popular de Liberación (EPL), Frente Libardo Mora Toro” explicó Carlos Camargo, defensor del pueblo.  

Frente a esto, considera que la zona urbana presenta un mayor riesgo por los puestos de policía y bases militares, ya que se podrían dar ataques contra la fuerza pública. 

“Entre la población más afectada están los niños, niñas y adolescentes, mujeres y migrantes, campesinos, personas desvinculadas de los grupos armados al margen de la ley, líderes sociales y comunales, personas defensoras de derechos humanos, miembros de la misión médica, funcionarios y los cerca de 5.900 indígenas Barí de la región”, añadió el funcionario.

Por medio de un video, este órgano constitucional invitó a las autoridades a reforzar las acciones de protección para los habitantes de estos municipios afectados, ya que se esperan próximamente enfrentamientos entre estos grupos armados. 

“Advertimos sobre los homicidios selectivos, desplazamientos forzados, masivos e individuales, confinamientos de población, paros armados, amenazas y restricciones a la movilidad” mencionó el defensor del pueblo.